Cómo mantener una puerta lacada

La vida útil de una puerta lacada oscila entre los 15 y 20 años, por lo que si queréis disfrutar de ellas el máximo tiempo posible debéis de llevar a cabo unas sencillas tareas de limpieza y mantenimiento.

puerta-lacada-blancaMantener una puerta lacada no supone ningún problema, hay que evitar detergentes o productos abrasivos, con lo que con un paño y agua, y si se quiere con un poco de jabón neutro, será suficiente para que nuestras puertas lacadas luzcan siempre como el primer día. En el caso de encontrar alguna mancha importante se puede diluir una pequeña cantidad de alcohol en agua y frotarla con una bayeta. Se desaconseja para estos casos el uso de amoniaco o acetona.

Hay que tener en cuenta también que el lacado de las puertas tiende a amarillear con el tiempo, especialmente si tenemos la puerta en un lugar de la casa por donde le incida la luz del sol directamente.

Por lo demás, evitar los golpes y arañazos, y en caso de que se produzcan existen unos rotuladores especiales para puertas lacadas que nos ayudarán a disimularlos.

Con estos pequeños trucos ya sabéis cómo mantener una puerta lacada.

Comparte si te ha gustado

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • LinkedIn

Escribir un comentario