Cómo solucionar pequeños roces en una puerta de madera

Cómo solucionar pequeños roces en una puerta de madera

Es muy común que con el tiempo aparezcan pequeños desajustes en nuestras puertas y que notemos roces al abrir y cerrar la puerta. Si el roce no es muy pronunciado posiblemente no necesitemos desmontar la puerta para resolverlo. Entonces, ¿cómo hay que hacerlo?

  1. Lo primero es averiguar dónde roza. Para ello tan solo es necesario pasar una hoja de papel por debajo y marcar donde la hoja se queda detenida.
  2. El segundo paso es lijar. Fijamos en el suelo una fina hoja de lija de grano grueso, podemos hacerlo con cinta adhesiva. Ahora tan solo es necesario hacer varias pasadas con la puerta por encima de la lija, abriendo y cerrando.
  3. Por último limpiamos de serrín el suelo y comprobamos que el roce ha desaparecido.

Como veis es una forma y sin esfuerzo de arreglar los pequeños desajustes que van apareciendo con el tiempo en nuestras puertas de madera.

 

Comparte si te ha gustado

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • LinkedIn

Escribir un comentario