Tipos de puertas en una vivienda

Las puertas son algo tan habitual en nuestra rutina diaria que muchas veces pasan desapercibidas y no nos damos cuenta de la enorme diversidad de puertas que existen.

Las más comunes y que todos tenemos en casa son las puertas de una hoja, generalmente ciegas pero también se les puede acoplar una vidriera o cristalera. Cuando el espacio lo permite, generalmente a la entrada del salón, se pueden colocar puertas de doble hoja, que nos ofrecen un mayor ancho de paso.

También tenemos las puertas correderas, ideales para espacios reducidos. Suelen ir colgadas de un riel y pueden ir libres o empotradas en un casoneto. Una variante para espacios reducidos son las puertas de fuelle, pero cada vez están más en desuso.

Para salidas a terrazas y jardines es muy habitual utilizar puertas francesas, son puertas de doble hoja acristaladas, aunque también pueden utilizarse para paso entre habitaciones, como las puertas de doble hoja. Pueden ser correderas o abatibles. Ofrecen una gran luminosidad a la estancia y aportan amplitud.

Existen muchos más tipos de puertas, pero su uso es más ocasional.

 

Puerta corredera con casoneto

Puerta corredera con casoneto

 

Puertas francesas de interior

Puertas francesas de interior

Comparte si te ha gustado

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Pinterest
  • LinkedIn

Escribir un comentario